Volcán San Cristóbal

El volcán San Cristóbal, también conocido como El Viejo, es el volcán más alto y uno de los más activos de Nicaragua. Se encuentra cerca de la esquina noroeste del país, cerca de la ciudad de Chinandega, a 110 km al Noroeste de la capital, Managua.

Volcán San Cristóbal en Chinandega

El San Cristóbal ha tenido frecuentes erupciones de cenizas de tamaño pequeño a mediano desde el siglo XVI. Cuando fue observado por primera vez por los españoles en 1528, el volcán estaba en fuerte erupción y fue descrito como un “humo” durante el día y “llamas” por la noche.

El Volcán San Cristóbal es parte de un complejo volcánico que lleva su nombre. Este complejo está ubicado en el extremo norte de la Cordillera de Marrabios consta de 5 edificios volcánicos principales: 1 el cono principal de San Cristóbal, que contiene un cráter de 500 x 600 m de ancho, 2 El Chonco, con varias cúpulas de lava de flanco, ubicadas a 4 km al oeste de San Cristóbal, 3 el volcán Moyotepe (erosionado) 4 km al NE de San Cristóbal, 3 Volcán Casita con un cráter alargado inmediatamente al este de San Cristóbal, y 5 La Pelona, ​​una caldera más antigua se encuentra en el extremo oriental del complejo San Cristóbal.

El volcán Volcán Casita probablemente estuvo activo en el siglo XVI y tiene varios campos de fumarolas activos. Fue el sitio de un deslizamiento de tierras catastrófico y lahar en 1998, desencadenado por las lluvias torrenciales del huracán Mitch, y mató a 1.560 personas.

El ascenso a San Cristóbal con sus fuertes pendientes es una de las escaladas más difíciles en Nicaragua. La escalada dura aproximadamente 1 día normalmente y se pueden encontrar guías en León o Chinandega.

Actividad volcánica

Erupciones de 2004-2010

Durante 2006-2010 se produjeron pequeñas y frecuentes explosiones de cenizas y gases.

Los períodos de actividad más intensos se registraron en diciembre de 2004, noviembre de 2005 – febrero de 2006.

El 6 de marzo y el 23 de abril de 2006 se registraron pequeñas explosiones freáticas que causaron una caída menor de cenizas.

Otro episodio de explosiones freáticas comenzó el 18 de mayo y continuó hasta el 27 de mayo de 2006.

Escaladores en la cumbre el 10 de noviembre de 2006. aw expulsado de explosiones durante los días anteriores.

El 22 de junio de 2008, una explosión moderada generó un penacho de gas y ceniza que causó una pequeña caída de cenizas en 16 km de distancia SW. Una serie de explosiones ocurrieron el 11 de julio, y nuevamente el 22 de noviembre de 2008.

Una explosión el 6 de septiembre de 2009 generó una pequeña nube de ceniza de 200 m de altura, y una el 14 de septiembre alcanzó los 350 m.

El 9 de junio de 2010, el VAAC de Washington informó sobre un penacho de ceniza bien definido a la deriva de aproximadamente 115 km WNW y que se originó muy probablemente en San Cristóbal.

Erupción de 1997

Vista Aérea del Volcán San CristóbalUna erupción comenzó en el volcán San Cristóbal durante la noche del 19 al 20 de mayo de 1997. La erupción había sido precedida por 2 semanas de intensa actividad sísmica y una elevada emisión de SO2. Se produjeron una serie de explosiones de ceniza que produjeron penachos que se elevaron hasta 800 m. El 20 de mayo, las explosiones fueron a veces casi continuas durante unos minutos y luego se detuvieron durante minutos o incluso horas.

Una explosión el 22 de mayo se pudo escuchar a 3 km de distancia.

El trabajo de campo el 23 de mayo reveló que el cráter interno del cono del cráter interno había crecido considerablemente y se observó una nueva ventilación de 4 m de ancho en el extremo SW de su piso, en un lugar donde había fumarolas de alta temperatura ( 600 grados C) previamente.

La actividad produjo una capa de ceniza gris claro en el flanco W de la montaña. La actividad se calmó a fines de mayo, pero se produjeron erupciones aisladas durante junio y julio.

Volcán San Cristóbal – Destino Turístico

A pesar de ser un volcán activo, el San Cristóbal se ha convertido en un destino turístico en la última década. Varios tour operadores de Chinandega ofrecen visitas a las fincas alrededor del volcán. También son frecuentes las expediciones para escalarlo, aunque para ésto se requiere una buena condición física.

Las fincas alrededor del volcán ofrecen hospedaje y comidas típicas de la zona. También permiten conocer la cultura y costumbres locales.

Es común que este tipo de touroperadores ofrezcan también tours por todo el circuito volcánico. Este tipo de circuitos incluyen otros volcanes como el Volcán Cosigüina.