Grupo Coen denunció invasión de propiedad en Villanueva

Esta semana el Grupo Coen denunció la invasión de otra propiedad de ese conglomerado empresarial. Se trata de una propiedad llamada Birmania, ubicada en Villanueva en Chinandega. Esta finca está localizada en la comunidad El Marimbero de ese municipio.

Tomatierras finca Grupo Coen Chinandega

Grupo Coen ha sido el más afectado a nivel nacional por la toma de tierras. El proyecto Chinandega Maracuyá Company (CHIMACO, S, A) fue invadido a finales de julio. Una invasión que pone en riesgos más de 1200 empleos directos. Así como la posibilidad de desarrollar una proyecto agroindustrial de un inversor suizo, que tenía toda la proyección de mejorar la productividad en la zona.

Con la toma de la finca Birmania, de unas 426 manzanas, el Grupo Coen se ha visto afectado con la toma de más de 1500 manzanas en el territorio nacional. Todo esto sin que la Policía intervenga para reestablecer el legítimo derecho que tienen sus dueños. Algo que sí ha ocurrido en Mateare, por ejemplo, con la finca La Polvosa, propiedad de la UCA y otros terrenos cercanos al Aeropuerto, donde sí hubo intervención policial.

El modo de invasión en la finca Birmania fue similar al utilizado en Chimaco y otras propiedades. Llegaron aproximadamente cincuenta personas armadas rompiendo los cercos y dañando las plantaciones para asentarse. Cuando el personal que labora en la finca se presentó, éstos fueron recibidos con balazos por parte de los tomatierras.

“Condenamos todos los hechos de violencia ocurridos en nuestro país y nuevamente hacemos un llamado urgente a la Policía Nacional de ejercer con celeridad sus funciones de salvaguardar la integridad física de todos los nicaragüenses, así como la propiedad privada”, fue lo que dijo Carlos Zúñiga, Director Operativo de Grupo Coen.

Zúñiga también confirmó que ya interpusieron la denuncia ante el Comisionado Departamental de Chinandega. Así mismo también presentaron una solicitud de amparo ante las instancias de Auxilio Judicial en Chinandega. Pero ambas gestiones no tuvieron respuesta.

Tomas de tierra promovidas por el Gobierno

No hay duda de que las tomas de tierra que en el 2018 han sucedido en Nicaragua han sido promovidas por el Gobierno. Luego de que la alianza con los empresarios se vio afectada por la Crisis Nacional que inició el 18 de abril, la fragilidad legal en Nicaragua quedó manifiesta.

El Gobierno promueve las invasiones de propiedad contra los empresarios que se oponen a la política de gobierno. En el caso del presidente de Grupo Coen, Piero Coen Ubilla, manifestó en entrevistas su opinión personal sobre la crisis. En resumen, Coen dijo que “la respuesta del gobierno fue autoritaria”.

“Creo que el Gobierno, al igual que muchos nicaragüenses, se enfocó en un modelo que consideraba únicamente los buenos resultados económicos. Jamás se percibió el grado de descontento que existía en muchos sectores de nuestro país por medidas que fueron, de una u otra forma, debilitando la independencia de los poderes del Estado y cerrando espacios políticos”, agregó Piero Coen Ubilla en una entrevista a Confidencial. Esto entre otras declaraciones no favorables para el Gobierno.

Sin duda que estas declaraciones, aunque fueran a título personal, fueron el detonante de todas estas tomas de tierra dirigidas contra ese grupo empresarial.

Las tomas de tierra han sido para el Gobierno una manera de premiar a sus incondicionales: operadores políticos, paramilitares o simplemente simpatizantes políticos. Para los empresarios ha sido la forma de castigarles por manifestar su opinion contraria al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.