Setencian a seis años a secuestradores de niño

Secuestradores de niño chinandegano sentencia sentenciados

Los secuestradores Maybell Junieth Baltodano Hernández (30 años) y Magdiel Ramón Pérez Mendoza (31 años) fueron sentenciados a seis años de prisión por el Juez Carlos Silva Pedroza. La sentencia equivale a la pena máxima imputable por el delito de secuestro simple.

Los acusados Maybell y Magdiel habían ya sido declarados culpables a finales de septiembre por el delito de secuestro simple.

La Fiscalía consiguió por lo menos probar la asociación entre ambos sujetos para cometer este delito. Maybell y Magdiel se vieron un 5 de marzo en la entrada al Reparto La Florida. Allí planearon cómo iba a ser el secuestro del niño. Maybell dio cien dólares a Magdiel para que éste último rentara el carro, en Managua, que utilizarían para llevarse al niño.

Maybell sabía la rutina porque conocía a los papás del niño desde hace quince años. Ella estaba al tanto de cuál era el colegio en donde estudiaba el niño y también tenía conocimiento de que los papás podrían pagar un rescate.

El 9 de marzo, los dos malhechores vigilaron la salida del niño y la niñera del Colegio Portal de Belén. Siguieron el carro por unos instantes y cuando vieron que era factible procedieron a intimidar a con una pistola a la niñera para que les entregara al niño. La mujer no soltó al niño, entonces Magdiel lo arrebató con fuerza, lo subió al carro al asiento trasero donde estaba Maybell y huyeron hacia el Reparto La Florida.

El secuestro del niño Aristides Alfonso Baca Osejo conmovió a la ciudadanía chinandegana en marzo. El niño regresaba del colegio donde estudiaba en compañía de la niñera y a bordo de un triciclo, cuando fueron interceptados por Madiel Ramón, quien intimidando con un arma raptó al niño y huyó en un carro.

La Policía logró dar con el paradero del secuestrador utilizando la ténica canina. Según el relato oficial de la Policía, el perro olfateó el zapatito del niño que había quedado en la escena del suceso, siguiendo el rastro hasta la casa de un hermano de Maybell en el Reparto La Florida. Allí el perro logró detectar que en uno de los cuartos estaba el olor del niño, donde los oficiales lo encontraron en una cama.

Fiscalía no consiguió probar secuestro estorsivo

La Fiscalía no consiguió probar que el secuestro del niño fue extorsivo, al no encontrar una evidencia sólida para probar que los acusados pidieron o pedirían un rescate.

Al final el Juez tuvo que dictar sentencia sobre el cargo de secuestro simple. Con el descuento de más de tres meses que han pasado en prisión los reos, ahora saldrán en marzo del 2024.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.