Hombre disparó en la cabeza a hijastra durante disputa familiar

Las autoridades de la Policía buscan a José López Rocha, habitante de Chichigalpa. Este sujeto actualmente se encuentra prófugo de la justicia luego de disparar a su hijastra en la cabeza. La niña, de 12 años, tuvo que ser remitida la Hospital Lenín Fonseca donde se encuentra en estado delicado y monitoreo permanente.

El hecho ocurrió en el reparto Samaria de la ciudad de Chichigalpa. López Rocha discutió con su pareja. La niña de doce años quiso proteger a su mamá y terminó recibiendo el disparo del energúmeno.

Es de conocimiento de los vecinos de la pareja aseguran que José López Rocha consume drogas. Aunque no se sabe a ciencia cierta si el disparo contra su hijastra lo realizó bajo los efectos de algún estupefaciente.

La niña está grave, pero según los familiares que la cuidan han visto que ha dado señales de movimiento. La niña fue operada y esperan que su cuadro clínico mejore.

José López Rocha ya había sido acusado por su pareja ante la Policía por sus actos de violencia. Sin embargo, no se le había generado orden de ningún tipo. Ahora se encuentra huyendo y también se hacen gestiones con la Policía de León, donde se supone podría estar escondido.

“Es una situación muy difícil porque recuerden que es un tiro en la cabeza. Una bala allí adentro que le dio vuelte y se le alojó en la masa encefálica”, dice con voz entrecortada la abuela de la niña baleada. “Ella ya lo había denunciado tres veces por intento de homicidio”, complementa la abuela de la menor. “Hace poco, quince días que la amenazó, la sacó a dormir a la calle, y la casa es de mi hija”.

Madre del agresor le pide que se entregue

Doña Verónica Rojas vive a pocos metros de la casa de la niña baleada. Ella es la mamá de José López Rocha. “Tiene miedo talvez a que lo echen preso. Pero el llamado que le hago a él es que se entregue”, así dice doña Verónica. “Si él se corre de la Policía hasta lo pueden matar”, dice con voz pasiva la mamá del prófugo.

La niña fue operada dos veces

Image may contain: 1 person, smiling, standing

La niña se llama Cristhel López. Tiene escasos doce años. Intentó defender a su mamá y terminó con una bala alojada en la cabeza.

En el Hospital Lenín Fonseca se le practicaron dos operaciones para estabilizarla. Pero su estado es muy delicado.