BCIE aprueba préstamo USD 163 millones para mejorar Puerto de Corinto

Préstamo BCIE Puerto Corinto
Puerto Corinto es el único puerto de gran calado en el país. Es en el puerto de la isla con el mismo nombre, donde entra casi la totalidad de las importaciones de mercancías y productos básicos al país. También el puerto es utilizado para el arribo de cruceros turísticos al país, cuyos ocupantes luego recorren las ciudades cercanas, particularmente Chinandega y León. También es el principal puerto del país por el que transitan los productos de exportación.

Esta semana el BCIE y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público anunciaron la aprobación de un préstamo de 160 millones y doscientos mil dólares para mejorar la infraestructura de Puerto Corinto.

Siendo el único puerto capacitado para manejar la mayoría de importaciones y exportaciones, Puerto Corinto necesitaba actualizaciones en su infraestructura. Sobre todo para mejorar la logística del movimiento de mercancías, así como también hacerlo más competitivo, sobre todo en comparación con otros puertos del itsmo centroamericano.

Según la información emitida por el Ministerio de Hacienda, el préstamo otorgado por el BCIE es pagable a un plazo de 15 años, con tres años de gracia. El proyecto de mejoramiento de infraestructura y competitividad será ejecutado en un plazo de tres años.

“Con esta intervención para el desarrollo, el Gobierno de Nicaragua espera incrementar el comercio exterior, dinamizar las exportaciones e importaciones en condiciones competitivas y contribuir al crecimiento de la economía y al desarrollo socioeconómico de la población”, dijo José Navarro, quien funge como Gerente País del BCIE.

Privatización de Puerto Corinto no generó gran interés internacional

El año pasado, cuando el COSEP y el Gobierno aún mantenían buenas relaciones, hubo una campaña para privatizar el manejo del Puerto de Corinto. En esos momentos se especuló con la llegada de grupos europeos que se harían cargo de la gestión de este puerto, pero finalmente el proyecto no tuvo eco en el extranjero.

Ahora con la crisis social y política que atraviesa el país, gestionar Puerto Corinto es un proyecto poco atractivo para inversionistas extranjeros. Por tanto, el Gobierno se ve en la necesidad de acudir a financiamiento para poder mejorar la capacidad y competitividad de este “cuello de botella” para exportaciones e importaciones nicaragüenses.